Como usar las historias de Instagram y Facebook

Historias de Instagram y Facebook.

A estas alturas de la película ya casi todos sabemos que podemos publicar en nuestras redes en varios formatos. Podemos publicar en noticias (publicación clásica que permanece en nuestra biografía), podemos realizar vídeos en directo, que puedes conservar en tu bio y podemos publicar historias que permanecen en nuestro perfil 24h (ahora Instagram permite conservarlas en nuestro perfil destacándolas) pero….

¿Qué ocurre si la mayor parte o casi todo el contenido que publicas esta en tus historias?

Pues la respuesta es sencilla, desaparece, es decir, al cabo de 24h es como si nunca lo hubieras publicado.

Si usas tu perfil en redes de manera informal y no le das mucho valor, este dato te será poco relevante, pero si usas tus perfiles en redes comercialmente o estas interesado en ganar seguidores, abusar de las historias y dejar descuidado el contenido de tu biografía no es muy recomendable:

1º Los seguidores que entren a tu perfil verán el número de publicaciones que tienes y la fecha de la última publicación y si estos datos son bajos o la fecha es muy antigua pensarán que ese perfil está abandonado. Ya no te seguirán.

2º Si etiquetas a otros usuarios (personas o marcas) solo podrán interactuar contigo enviándote un mensaje. No quedará constancia de likes, ni de comentarios y no podrás medir interacciones de los usuarios o el engagement, por ejemplo y todos sabemos lo que nos gusta tener publicaciones con muchos likes y compartidos…

Instastories

Entonces… ¿No debo usar las historias?

Todo lo contrario. Las historias de Instagram y Facebook son la forma más adictiva, para las personas y las marcas, de compartir contenido. Con las historias, no tienes que preocuparte por publicar contenido en exceso, como si ocurre con tu perfil, puedes compartir todo lo que quieras a lo largo del día y ser tan creativo como quieras.

¿Cómo usarlas correctamente?

No utilices historias para difundir contenido a largo plazo, que sea relevante o que requieran demasiada elaboración, pues como dijimos desaparece a las 24 horas de su creación.

Utiliza las historias para potenciar y destacar el contenido de tu perfil, por ejemplo, si estas de viaje, pues en tu perfil cuelgas una foto maravillosa de un paisaje, utilizando los filtros fantásticos que nos ofrecen las redes y en las historias todos los platos exquisitos que estas degustando en ese viaje, o si haces publicidad de marcas, en tu perfil puedes colgar la foto retocada y bien cuidada de esa marca y utilizar las historias para anunciar que hay una nueva entrada en tu perfil, si ya colocas un enlace a tu bio en la historia, lo bordas…

Un recurso para conseguir que tu historia o perfil tengan tráfico y sea fácilmente localizable por otros usuarios es utilizar la localización e incluir hashtag.

sticker

Así que, mi recomendación personal es muy clara, no uses las historias, tanto de Instagram como de Facebook para crear contenido, úsalas para potenciar el contenido que publicas en tu perfil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *